sábado, 20 de diciembre de 2014

YO FUI A E.G.B.

El pasado viernes asistimos a la firma del segundo volúmen de YO FUI A EGB, de Javier Ikaz y Jorge Díaz, fantástico paseo por los recuerdos que despierta nuestra memoria y donde más de un@ encontrará en este libro una suerte de Delorean tuneado por Doc para volver a gozar de su infancia.

Pincha en la imagen y entra en el blog de Yo fuí a EGB :-D

El día anterior asistimos a la fiesta de la E.G.B. organizada en la Sala Sol de Madrid, donde además de música ochentera, disfrutamos en directo de Un Pingüino En Mi Ascensor -grande ese momento "He-Man Y Barbie"-, varios photocall (¡¡¡¡¡hubo foto con MA!!!) y un genial catering que nos recordó (¡nostalgia!) a las merendolas de los cumples y hubiese sido el horror de más de una de nuestras madres (cenar panteras rosas, bollycaos, sugus, tigretones, pan de molde con nocilla...¡Todo junto, en una cadena infinita!!!! El festín de cualquier niño o niña de los 80). Gracias a Random House Mondadori y a los autores por una noche tan molona.



El viernes estuvimos en la firma que Javier y Jorge tuvieron en la Casa del Libro de Gran Vía. Llevamos el volúmen uno porque un servidor tiene la esperanza de que Papá Noel o sus majestades los Reyes Magos le dejen el segundo ejemplar en calcetín o zapatos ( y el disco también, que lo sepáis). No obstante, como el primero está leído y el segundo más que hojeado (¡ansía de tenerlo en casa!), os puedo decir que merece la pena sumergirse en esa enciclopedia del recuerdo en la que os encontraréis con los programas de televisión de la época, los juguetes que tuvimos y el carnet de socio del videoclub, ese momento en el que íbamos a alquilar el Vhs de una peli de estreno o aquellas películas tan entretenidas de ninjas, marionetas, coches voladores o extraterrestres en bicicleta; por supuesto no se olvidan las casettes de moda, el walkman, las carpeta llenas de pegatinas y/o cromos, las revistas de adolescentes, chuches y un sinfín de detalles que hicieron de nosotros las grandes personas que somos hoy (o ayudaron a nuestras madres y padres a hacer de nuestra infancia un momento feliz).

La dedicatoria que nos hicieron, con un sello especial marca E.G.B.


Desde aquí les mandamos un saludillo especial, porque... ¡¡Nosotros también fuimos a EGB!!!! (y se nota)

Algunas de nuestras reliquias de E.G.B.


No hay comentarios: