lunes, 4 de noviembre de 2013

UNA CUESTIÓN DE TIEMPO (RICHARD CURTIS 2013)

Bueno, como todo el mundo está haciendo críticas y reseñas tanto de Gravity como de otros tantos estrenos,  como el Mayordomo, o Prisioneros; yo voy ha hablar de: Una Cuestión de Tiempo. Esta es una de esas películas sencillas y sin complejos que lo único que buscan es la empatía con el espectador a través de cuestiones cotidianas y que le ocurren a todo el mundo, Curtis, ha sabido hacerse con un gran elenco, desde Rachel McAdams (El Diario de Noa) o el Hijo de Brendan Gleeson, Domhnall ( Dredd).

Puede que sea una de las obras menores de Curtis, o que no llegue al nivel de Love Actually e incluso que no de tanto que hablar como hizo con Bridgett Jones, y sin embargo, cala más hondo en el espectador, una comedia romántica para algunos, drama para otros, y sin embargo no es ninguna de las dos cosas (o al menos al uso tal y como lo conocemos) una historia magnífica, situaciones rocambolescas, e interpretaciones soberbias. Una de las cosas que más me ha gustado es el personaje de Nighy, que a pesar de ser un personaje secundario, es vital y esencial tanto para la historia, como clave en ella, otro dato peculiar es el tratamiento que se ha dado a los viajes en el tiempo y las consecuencias que pueda tener en la vida de aquellos que rodean al protagonista, y la dura toma de decisiones que afectan a su vida, todo un viaje evolutivo hacia la madurez y el crecimiento interior.

Quizás y para mi gusto le sobra media hora, ya que se podría decir que hay dos finales (uno de ellos, precisamente es el cariz que toma al final del viaje de nuestro protagonista hacia la madurez, y casi inevitable) y que si lo hubiesen dejado en 90 minutos, para mí habría sido perfecto. Lo habría bordado haciendo una película redonda, pero...,sobre gustos, ya se sabe: los colores.

De igual manera se merece un 9/10 de nota, y diré que su visionado es prácticamente IMPRESCINDIBLE. Lleno de momentos únicos e irrepetibles para disfrutar de una estupenda historia y de sus magníficos personajes, toda una joya del cine,en la que nos bombardean con comedias gamberras, y dramas infumables, una peli como esta resulta refrescante y nos hace constar el valor que tienen las pequeñas cosas de la vida.