martes, 6 de agosto de 2013

SUPERNATURAL

Acabo de empezar a ver Sobrenatural con mi novia, (Sí ya se que he tardado mucho en empezarla) y debo decir que estamos enganchados.Ahora estamos en la cuarta temporada, y ansiamos más.

 Las andanzas de los hermanos Winchester; Sam y Dean, buscando venganza por lo que un demonio con ojos amarillos les hizo a su familia.

Cuando Dean (Jensen Ackles: San Valentín Sangriento) reaparece en la vida de Sam (Jared Padalecki: Viernes 13 2009) para ir en busca de su padre, se desencadenan una serie de acontecimientos que cambiarán la vida de Sam para siempre; desde la muerte de su novia, hasta el más tardío reencuentro con el padre de ambos. Mientras tanto, durante su búsqueda, y el largo camino por recorrer intentarán acabar con el mal y con los demonios, espíritus y demás seres sobrenaturales que se encuentren.



La cosa se va complicando a medida que investigan el diario de su padre, y buscan la forma de acabar con el demonio de ojos amarillos, y no solo eso, Sam empieza  a tener visiones, de manera constante, como si de un poder se tratase. Ninguno se imagina lo que les espera, una larga y dura cruzada contra el mal, que por cosas del destino, los Winchester, (que a medida que avanzan las dos primeras temporadas reaparece su padre para ayudarles) encuentran un Colt, muy especial que puede matar a cualquier criatura sobrenatural.

Así pues, deciden tender una trampa al demonio de ojos amarillos para acabar con el, pero nada acaba como se espera. Y ahí es justo donde al final de la segunda temporada se cierra una trama que automáticamente desencadena la siguiente y que está muy ligada a lo acontecido.

Resultado: 8/10

Un extraño cruce entre Embrujadas y Buffy Cazavampiros, la cosa es que la fórmula ha dado muy buenos resultados, y la empatía que siente el espectador por los personajes es automática y por cierto cuenta con una de las banda sonoras más cañeras que recuerdo, uno de sus temazos es de Kansas: Carry on my wayward son. Si bien es cierto que el formato es del estilo telefilm, y el tono de la serie es adulto y más bien serio, pero sin perder el sentido del humor (que en este caso lo pone Ackles, que tiene una gran química con Padalecki), ya va por su 9ª temporada y al menos hasta por lo que he visto mejora por momentos,, incluso hay momentos viscerales, y sustos inesperados.




 También es cierto que tiene muchos episodios de relleno, Pero no por ello dejan de ser entretenidos, algunos incluso tiene un tono más dramático o de suspense,evidentemente tiene sus cosas y sus fallos y todavía no sé muy bien a que se debe el éxito de la serie pero va camino de ser una de las más longevas junto a Expediente X, quizás se deba precisamente a la buena química entre sus protagonistas, el caso es que es altamente recomendable y es refrescante ver un tono más adultoen una serie de este tipo y disfrutarla sin complejos ni esperar nada de ella, salvo pasar un rato divertido.