miércoles, 2 de enero de 2013

EL HOBBIT (2012)

No voy a hacer una sinopsis, ni a hablar de lo que trata por que entiendo que todo el mundo sabe de que va y en el caso de los neofitos: Leed a Tolkien leñe.

Solo puedo decir una cosa: espectacular, la dirección de Peter Jackson ha sido magistral, las interpretaciones, increibles y Martin Freeman como Bilbo; sensacional. Quizás no sea solo el personaje relevante, pero si merecen una especial mención, actores como Richard Armitage, en el papel de Thorin, quien por cierto transmite todo tipo de emociones en base a sus ojos, el que parecía innecesario prólogo sirve casi como puente para narrar una historia breve en un film de proporciones cósmicas, los grandes cameos de Ian Holm ( una caracterización incomensurable la de Martin  Freeman con el que guarda un cierto parecido) y como no el siempre increible Ian MCKellen como Gandalf (quien por cierto en esta ocasión tiene momentos muy divertidos que parecen sacados de las novelas de Prattchet) que se convierte en el detonante de la película.

La excepción tal vez sea que la partitura que compone la banda sonora sea demasiado parecida al señor de los anillos, e incluso la otra parte que sobra sea la lucha de los gigantes de roca; aunque justificada para explicar como Bilbo cae en la gruta donde se halla Golum, y como obtiene Bilbo el Anillo único, es más podría haber durado dos horas perfectamente; no obstante la película ha sido apoteosica y puestos a decirlo todo: Una de las cosas que más me ha gustado ha sido la calidad de la imagen que en cierto momentos se notaban los parajes naturales tanto, que los decorados se veían de teatrillo, con algunas escenas que no obstante me recordaban quizás a Piratas del Caribe e incluso en algún momento de batalla contra los orcos y trolls a la serie de Buffy Cazavampiros...,pero no nos andemos por las ramas, quizás sea una de las mejores películas del año, e incluso consiga dos logros:

El primero repetir la proeza que supuso el Señor de los Anillos; y el segundo traer de vuelta las películas o series de Fantasía Heróica que gracias a la moda de los Vampiros de la saga Crepúsculo, están de capa caída, y no nos engañemos, no hay nada mejor que disfrutar de batallas épicas, con lugares inexplorados, llenos de aventuras y magia. En conclusión una película imprescindible que sin lugar a dudas hará los deleites de los paladares más selectos.




Pd: como curiosidad, diré a todos aquellos que hayan disfrutado con la película que se animen a ver la adaptación animada de 1977 por el Gran Jules Bass, que sentaba los precedentes para El Señor de los Anillos de Ralph Bakshi (si si si el mismo de Cool World con Kim Basinger y un primerizo Brad Pitt)