lunes, 31 de diciembre de 2012

IMPAVIDO 2012


Rai (Julian Villagrán: Grupo 7) es un perdedor nato, que en un robo de coches fallido junto a su novia Danielle (Carolina Bona: Sexy Killer) acaba en prisión mientras ella huye. Allí conoce a Manrique (Pepo Oliva: Días de Fútbol) con quien hace buenas migas, y al salir de la cárcel, acaba trabajando con el, aunque su sueño es recuperar a su novia , y montar un restaurante,pero todo se complica durante una partida de poker, Rai gana a sus contrincantes y allí conoce a Tena (Manolo Solo: El Gran Vazquez) con quien acaba trabando amistad, pero en una racha de mala suerte, Dani no quiere saber de el,lo que le trae complicaciones y acaba trabajando para Mikima (Nacho Vidal) el jefe de Tena.

Durante uno de los encargos para Mikima, la cosa se complica, acaba matando (y de manera accidentada) a una narcotraficante y a su guardaespaldas,coge el dinero,se monta una fiesta y vuelve para realizar la entrega a Mikima, pero todo se tuerce, y acaba tirado en la carretera, mientras intenta contactar con Tena para que le ayude. Mientras que Tena, tiene lo suyo, haciendo de niñera del sobrino de Mikima, además de lidiar con Dimas (José Luis García Pérez : Guante Blanco) que pretende acabar con Mikima.

El caso es que finalmente le recoge una grúa y acaba en un club de alterne, regentado por: El Botas (Victor Clavijo: Gran Hotel), allí por error, descubre que su novia, ahora sale con El Botas, mientras baila con ella en un show, e intenta evitar a Mikima, que se halla allí porque alguien de su entorno le ha traicionado y tiene su dinero.

Resultado: 7/10





Auténtico desfase de proporciones cósmicas, ya desde el principio la película va super acelerada, Julián Villagrán, actorazo; se sale por todos los costados, Nacho Vidal, en un papel casi paródico y muy divertido, una filmación con lo que parece cámaras HD, que da un aspecto un tanto más real a las situaciones, unos personajes que pese a sus circunstancias, son bastante humanos, empatizando con el espectador, llenos de carisma y momentos de ternura. Quizás la pega real de esta película (basada en un corto del propio Therón) sea que todo pasa muy rápido y que pretende contar y que sucedan muchas cosas en muy poco tiempo...,no obstante es un film, adecuado a un público más fans de cosas como Airbag,