sábado, 25 de agosto de 2012

50 SOMBRAS DE GREY AL CINE


Veamos; el otro día estaba en el trabajo, y una amiga me dijo que el tan actual y polémico libro (concebido como una trilogía) 50 Sombras de Grey; estaba planteándose como una película, cuyo posible protagonista (entre otros muchos) ,sería Matt Bomer (el protagonista de White Collar). Y entonces yo me pregunto ¿realmente es necesario? por favor...,seamos honestos..., lo primero es que es una novela tan sobre valorada como vacua e insulsa.

Lo segundo, por que coger como protagonista a un gran actor televisivo como Bomer, el cual probablemente si aceptase dicho papel, muy a su pesar y su expectativas acabaría con su carrera, y lo tercero: 50 Sombras de Grey, una novela tan falta de interés como tan mal narrada (quizás en parte sea debido a la traducción, nadie dice que no...) convertida en película...,y que puede que sí o puede que no, tiene en ciertos sentidos, muchos parecidos razonables con esa estupenda película que es Secretary, con un grandioso,James Spader ( en un pro-Alan Shore de Boston Legal, quien por cierto, sería el Edward Grey perfecto, dada su trayectoria y que el personaje debe de ser alguien un poco más maduro y experimentado ), no sé hasta que punto tendría o no éxito el realizar semejante...,adaptación o el impacto que pudiera crear, pero una cosa tengo clara, ¿de verdad queremos ver eso en cines...? o da igual...,¿en dvd?. ¿ es que estamos llenos de acritud?, ¿es que tan jodidos están en Hollywood, tan faltos de imaginación como para plantearse semejantes tonterías? ¿no tuvieron bastante con el batacazo del remake de Los Hombres que no Amaban a las Mujeres?.

¿De verdad piensan que el público tenemos tan mal gusto de ver semejante película?, ¿de verdad tan horteras y tan poco gusto tenémos? por favooooor, si me diesen a elegir entre ver: 50 Sombras de Grey y ver cualquier otra cosa, como por ejemplo John Carter, me quedaría con John Carter sin dudarlo.

Espero que decidan sinceramente no adaptarla, por el bien del cine, y por el nuestro. Ahora bien, si que os digo, que deberíamos afinar nuestros gustos y criterios antes de tragarnos cualquier bodrio que se nos presenta.