viernes, 13 de enero de 2012

ACERO PURO (REAL STEEL: 2011)


Charlie Kenton (Hugh Jackman: Operación Swordfish, Australia) es un ex-boxeador que entrena robots de combate, para ganarse la vida, durante un rodeo de su robot contra un toro, lo pierde todo, de vuelta  la ciudad, regresa al gimnasio con Bailey (Evangeliny Lilly: Perdidos, En Tierra Hostil) su amiga y socia, pero antes ha de ir a los juzgados para ceder la custodia de su hijo Max, a su tía.

Sin embargo el marido de la tía de Max quiere irse de vacaciones con su mujer, así que Charlie le propone un trato: 100.000 $ a cambio de cuidarle hasta que vuelvan y lo lleve a Nueva York. Sin embargo parte del dinero la gasta en un robot para seguir compitiendo y poder ganarse la vida, pero todo sale mal, y pierde el combate quedando destrozado, aún así encuentran un robot de generación 2 que, aunque oxidado y algo viejo; merece la pena repararlo, Max consigue que su padre Charlie consiga una pelea.

Tras un combate inicial y ganarlo, se van metiendo en los circuitos de combates, con su nuevo robot, y entrenándole, empezando a coger fama, y reputación.  Mientras; a medida que Charlie va pasando tiempo con su hijo Masx, se encariña con el y empieza a portarse como un padre, y Max empieza a hacer que aflore la conciencia y que sea responsable, los dos juntos formarán un equipo imparable.


Resultado: 9/10


Señoras y señores, estamos ante el nuevo Rocky del siglo XXI, aunque para ser más precisos es un cruce entre Rocky, y Yo: El Halcón. Estamos ante lo que podría ser en unos años toda una peli de culto.






Esta película confirma en lo que a mi respecta que Hugh  Jackman es un actorazo, puede que haya realizado algún que otro bodrio infumable, como es el caso de Australia pero también cosas muy buenas como: el Prestigio, el truco final. Los efectos visuales son sensacionales, la banda sonora épica, la fotografía espectacular, los momentos emotivos y de drama se entremezclan a la perfección con los momentos de accíon y los elementos de comedia, solo puedo decir que es fantástica y sensacional, unas interpretaciones realmente estupendas; para verla y no perdérsela. Mostrándonos que todo el mundo merece una segunda oportunidad, y el afán de superación, y creanme: el final es tan digno y emotivo como el de Rocky.

3 comentarios:

Toni dijo...

Coincido con la crítica, es una peli muy entretenida.

Solo una corrección, el robot que encuentra el chaval, no es de 1ª generación, sino de segunda (es un robot "Sparring" que imita movimientos, esto es lo que lo hace tan especial).

DOKTOR FREAK dijo...

Corrección aplicada XD, gracias por el comentario, a ver si la gente se sigue animando. Catódicos saludos

Cinemagnific dijo...

Pues me daba super mala espina esta peli, la verdad, y eso que me gusta bastante Hugh Jackman. Pues habrá que darle una oportunidad.