domingo, 3 de julio de 2011

ANIMAL MAN: DEUS EX MACHINA (GRANT MORRISON)

Animal Man, está perdido y sufriendo, lo ha perdido todo y su familia ha sido asesinada; mientras tanto el Psico Pirata ha vuelto a la carga, pero esta vez algo extraño le ocurre de repente puede imaginar y soltar sus creaciones de viejos y antiguos superheroes de comic y devolverles a la vida, y Overman, uno de los personajes más peligrosos que han cobrado vida por la imaginación de Psico Pirata debe ser detenido a toda costa. Es entonces cuando interviene Animal Man y los alienígenas que le dieron los poderes, ejerciendo aquí como observadores pero guiando a nuestro superhéroe para evital el absoluto desastre que se les avecina.

El problema, llega cuando descubren que son solo personajes de comics, y que a pesar de "no ser reales" poseen el don de la eternidad, pues sus vida e historias sobreviviran a los autores y seguirán siendo contadas. Sin embargo, al terminar y conseguir detener al Psico Pirata (El epílogo es tremendo, y espectacualr) Buddy llega al Limbo, y con la ayuda de curiosos personajes que lo habitan llega hasta lo que descubre que es su casa, pero allí descubre la terrible verdad: Es un personaje de comic, mientras conversa con quien es su autor : Grant Morrison (quien aquí hace las veces de The Sandman)

Resultado: 10/10

Animal Man: Deus Ex Machina: o la deconstrucción de un superheroe: Todo por lo que Buddy Baker ha pasado, su sufrimiento, incluso su aspecto (con cambio de traje incluido) más oscuro y sombrio, todo lo que creia saber, y su mundo se viene abajo, tras descubrir la verdad sobre el y su misma esencia. En este tomo ya hay reminiscencias y connotaciones de los volumenes: El Origen de las Especies y El Evangelio del Coyote, donde dichos tomos nos van dando pistas de los acontecimientos venideros, y personajes que en un principio no parecen más que meros secundarios en la historia se convierten en personajes clave de la misma.





Grant Morrison quien aquí hace las veces de The Sandman (como ya he mencionado antes) se guarda un pequeño papel también vital para la existencia de Animal Man en una charla con el, donde le explica lo que ocurre y quien es y el por qué de lo que le ocurre, desarrollando una consciencia propia en su historia. Respecto al final y la conclusión del tomo, solo pùedo decir que hay que leerselo, toda una introspección y una mirada retrospectiva al mundo del comic en un desfase del autor al más puro estilo de Peter Milligan.