martes, 5 de abril de 2011

CONDORMAN (1981)

una ya clásica comedia de Disney en la que Woody (Michael Crawford: Golfus de Roma, Hello Dolly) es un dibujante y guionista de comics, el cual realiza un encargo de un amigo: Harry Oslo (James Hampton: Teen Wolf) que trabaja en la C.I.A., el caso es que a pesa de su incompetencia consigue eliminar a un monton de enemigos y la bella Natalia (barbara Carrera: Dallas,Nunca Digas Nunca Jamás) decide que es el tipo adecuado para que la proteja, aprovechando esta situación, usará los recursos que la C.I.A. dispone para crear al personaje de su comic y convertirse en el heroe conocido por todos como: CONDORMAN

Resultado: 8/10

Disney ya mopstraba por entonces sus primeras apreciaciones, gusto e interés por el mundillo de los Superheroes, siendo esta un "primera incursión" en el género. La pelicula de CONDORMAN ofrece claro está multitud de guiños homenajes a personajes de la cantera HANNA-BARBERA como Birdman, e incluso en ocasiones el personaje de Woody, recuerda mucho al  ya imperecedero Inspector Closseau de la ya mítica Pantera Rosa, con multitud de guiños por supuesto al celebre (nooooo, se lo que estáis pensando : James Bond....,os equivocaís) Maxwell Smart (el siempre encantador superagente 86 interpretado por Dom Adams), a su vez Barbara Carrera se ríe un poco de su personaje en la entrega de 007.



Una película muy recomendable para pasar una noche de cine entretenida y con diversión garantizada, tanto para quellos que gusten del Disney clásico,como para los que les guste el género superheróico, o para los que nos gusta recordar, que antes había casi mejores pelis que ahora y disfrutamos revisitandolas (como es mi caso XD)

2 comentarios:

Cinemagnific dijo...

Joder, que mítica. De pequeño siempre me dio un mal rollo bestial, no sé por qué XD Lo mismo me pasaba por la cara con el Dr. Who jeje.

DOKTOR FREAK dijo...

AJAJAJAJA, ES SUPERMITICA, PERO DIVERTIDISIMA, IGUAL SI AHORA LE DAS UNA OPORTUNIDAD TE GUSTA MÁS, O QUIEN SABE IGUAL TE RESULTA PEOR, AJAJAJA.SALUDOS CATODICOS