jueves, 27 de enero de 2011

THE PRISONER (EL PRISIONERO 2009)

Este genial remake de la ya otrora el prisionero mitica serie con Patrick Mcgoohan, es una miniserie de 6 episodios, interpretada por Jim Caviezel (La Venganza del Conde de Montecristo) e Ian Mckellen (el Señor de los Anillos), en laque 6 (Caviezel) se encuentra en una especie de descampado desierto,totalmente desorientado, y ve como unos hombres tiran a matar a otro,de repente se despierta en lo que parece una ciudad en Miniatura: La Villa. Donde nada tiene sentido,y presiente que se encuentra retenido allí.

Aparece entonces, Nº 2,(McKellen) quien parece un viejo afable, pero en realidad es quien mueve los hilos en la Villa, un autentico manipulador, allí en la Villa, todos parecen felices pero en realidad están aterrorizados por el poder de Nº 2.

Mientras; Nº 6, empieza a investigar por su cuenta, y va descubriendo poco a poco, ciertas incoherencias, ciertas rarezas, gracias a su intuición e instinto de supervivencia, a medida que avanza su investigación, la gente conla que va tomando contacto y confianza, va siendo eliminada por la pertinencia de Nº 2; el cual está particularmente interesado en Nº 6, y algo que oculta en lo más profundo de su subsconsciente.

A cada día que pasa, Nº 6, va teniendo flashbacks, que curiosamente van teniendo ciertos paralelismos con lo que ocurre en La Villa, y no parará no sólo hasta descubrir su identidad, si no también hasta hallar la verdad y escapar de La Villa.

Remake en el que se suceden guiños constantes a la original, con una banda sonora minimalista que ralla el histrionismo, llegando a ser particularmente inquietante. Mckellen tiene el perfil de villano manipulador que guarda cierta relación con el papel de Gary Cole en America Oculta como Lucas Buck, mientras que Caviezel, es el tipico personaje en busca de la  verdad, quien guarda  también relación con el personaje protagonista de Bruce Greenwood en Sin identidad.






RESULTADO: 9/10

La serie en sí, es una denuncia de como serian las cosas, si fuesen lo demás quienes pensasen, y tomasen las decisiones por nosotros, una utopia, llevada bajo una discreta dictadura en la sombra, una ciudad prisión donde aparentemente hay libertad, una libertad truncada por la capacidad de acción-consecuencia de nuestros actos, en la que nos lavan el cerebro y anulan nuestra voluntad para así conseguir que se haga la voluntad de quien domina la situación y si alguien disiente o piensa diferente, es eliminado de la ecuación sin más. La situación en la que una persona que no tiene nada que perder, es llevada al limite y se ve en la constante de la busqueda de la verdad, y en lo que es capaz gracias a que disiente de como son las cosas en realidad,de que nada es lo que parece ser y en que todo tiene un porqué.
para ampliar la información de la reseña, id al blog de mi colega: http://mundosenparalelo.blogspot.com/